On Air
0:00
0:00
Open In Popup
MPR News

Latinos y anglosajones: ¿Siguen enfrascados en juegos paralelos?

Share story

Hace algunos años, un estudio de la creciente población latina en ciudades de Minnesota dijo que un residente de un pueblo pequeño había comparado la situación a lo que los expertos en desarrollo infantil denominan "juegos paralelos."  

Así se le llama cuando se colocan a dos niños pequeños juntos en una habitación llena de juguetes y ambos juegan felices, pero no el uno con el otro sino cada uno por su lado.   

Desde que la población latina en el estado comenzó a crecer rápidamente hace dos décadas esa ha sido una parte importante de cómo muchos minesotenses ven el crecimiento de la diversidad, es decir, dos comunidades que existen paralelamente pero que con frecuencia no construyen muchos puentes ni conexiones.  Eso era cierto en el pueblo en el que crecí y sigue siendo realidad en el par de docenas de ciudades secundarias de Minnesota que han experimentado crecimiento de la población latina. 

Movido por investigaciones realizadas en el Centro de Vitalidad Comunitaria de la University of Minnesota Extension, Ground Level examina algunos ejemplos de dónde eso está cambiando.  Hemos hablado con personas en todo el estado y vamos a escribir sus historias en las próximas semanas.  También informaremos sobre la investigación de Extension cuando estén disponibles los resultados. 

Mientras tanto, hemos pedido las opiniones de fuentes en el área de nuestra Public Insight Network en zonas rurales de Minnesota. ¿Dónde se están forjando nuevas conexiones entre latinos y no latinos si es que de hecho se están forjando?

Tal vez no nos sorprenda que algunos residentes nos dijeran que nada está pasando. Pero otros ofrecieron escenas y anécdotas que los han impresionado, desde un gimnasio para levantar pesas en una YMCA en Worthington hasta una tienda de embutidos en Northfield. Veamos lo que nos ha dicho la gente y añada su propio comentario sobre cómo usted ve esto. 

Gerry Ruda, Long Prairie. Comisionado del condado y maestro jubilado.

La mayor oportunidad que tienen los latinos y los anglosajones para interactuar es en la escuela. Empezamos a ver más participación de latinos en los deportes y las bandas. 

Hace unos 10 años una familia latina le pidió a mi esposa que le cuidara a su hijita de 2 años y medio en su centro de cuidado infantil. Ella aceptó para dar a los otros niños a su cuidado la oportunidad de compartir con una niña latina.  Todos los niños interactuaron maravillosamente.  La familia de la niña nos ha incluido en celebraciones de cumpleaños, primera comunión y otros eventos.  Aunque mi esposa ya no ofrece cuidado infantil para esta niña, seguimos en contacto con esta familia.   El padre es bilingue, como también lo es la niña.   La madre aún no habla mucho inglés pero sigue las conversaciones de tal manera que uno sabe que ella entiende lo que se dice.   Hace unos 17 años, varias familias latinas llegaron a Long Prairie a trabajar en Long Prairie Packing o en Jenni-O en Melrose.  La ciudad de Long Prairie y el Condado de Tood auspiciaron un programa de intermediarios para ayudar con la integración de la población latina. Aunque la persona envuelta con ese programa se convirtió más en defensora de los latinos que en intermediaria entre las dos culturas, este programa estableció el cimiento para el futuro.  En los últimos años, los empleadores principales han puesto mayor cuidado en escoger a los empleados para asegurarse que tienen documentos, hemos visto una gran migración latina hacia afuera. Los estudiantes latinos están haciendo excelente trabajo en las escuelas. Raramente escucho que los anglosajones desprecien a los latinos hoy día.  

Herminio Núñez López. Worthington. Intérprete. 

Nuestros caminos se cruzan por todos lados aquí en Worthington, después de todo esta es una comunidad relativamente pequeña.  Estamos hablando de escuelas, negocios y eventos comunitarios.   Mi trabajo me exige ser bicultural. Conozco a personas que trabajan hombro con hombro con miembros de la comunidad en general. La persona que entrega el correo, la enfermera en el hospital, los conserjes en las escuelas, los contables y los comerciantes que son todos hispanos.   Con el gran influjo de inmigrantes de todo el mundo aquí en Worthington, por obligación van a haber barreras linguísticas (a veces) dentro de la misma comunidad inmigrante.  De Latinoamérica tenemos a personas cuya lengua materna no es el español, por lo tanto ya esto constituye una barrera linguística dentro de la misma comunidad hispana, ya no digamos dentro de la comunidad en general.  Hay tribus africanas con las mismas diferencias.   A pesar de tener este reto, estamos trabajando con ellos y progresando, lenta pero definitivamente.  Somos una comunidad vibrante en la que todo el mundo se ha reunido trayendo consigo un maravilloso conjunto de habilidades y cosas únicas, convirtiendo a Worthington en una de las ciudades pequeñas más diversas de Minnesota.  

Martin Rickers, Worthington. Gerente de ventas Cuando era joven Worthington era 99.9% anglosajona y su población siempre era de unos 10,000.  Hoy la población de Worthington es de más de 12,000 y sólo el 50% es anglosajón.  De manera que sin el influjo de los no anglosajones Worthington seria una comunidad mucho más pequeña hoy día.  Debido a esto han surgido muchos negocios latinos y de asiáticos sudorientales tales como tiendas de comestibles, restaurantes, tiendas de abarrotes, etc.  Mi observación es que esto ha pasado lentamente pero hoy los anglosajones se sienten más cómodos al entrar en esos negocios latinos y de asiáticos sudorientales para hacer sus compras. Por ejemplo... uno de mis restaurantes preferidos en Worthington es un sitio mexicano que tiene comida excelente.  Otros anglosajones que conozco frecuentan a menudo las tiendas de alimentos de asiáticos sudorientales, etc.  Debido a esto creo que estos negocios son sitios en los que los caminos de todos se cruzan con frecuencia.  Pertenezco a la YMCA de Worthington y hago ejercicios allí frecuentemente, especialmente en el invierno. Levanto pesas, hago calistenia, trabajo en la banda caminadora etc. Un grupo grande de latinos también hace ejercicios a la misma vez que yo semanalmente y he hecho un poco de amistad con unos latinos que son mucho más ávidos para levantar pesas que yo. Ellos cooperan conmigo en el uso de varias pesas y me han ayudado a entender mejor la técnica necesaria para que mi régimen de levantar pesas sea más efectivo.  ¡Aprecio sus consejos y amistad en la YMCA de Worthington!  Me he dado cuenta que muchos latinos cuando se encuentran en sus pequeños grupos frecuentemente hablan en español. Esto se puede observar en las tiendas de comestibles locales, etc., en Worthington.  A los latinos realmente parece gustarles los parques en Worthington, particularmente los de Lake Okabena. He notado que allí se habla mucho español también debido a que estas áreas atraen a grandes grupos de personas a la vez.  También he notado que los latinos mayores como regla, hablan español, pero los más jóvenes tienden a hablar más inglés.  

Dale Siegfreid, Austin. Contable público certificado. ¿En que sitio en su comunidad, si es que lo hay, se reúnen los latinos y los anglosajones o por lo menos se cruzan? En todo lugar; las tiendas de comestibles, los parques, los eventos comunitarios (juegos pirotécnicos del 4 de julio, etc.) Soy miembro del Club de Leones y tenemos un miembro latino. Apoyo los restaurantes mexicanos.   Contamos con un Centro de Bienvenida que ayuda (mayormente) a los mexicanos a aclimatarse a la comunidad Esto tiene sus puntos positivos y negativos.  Tenemos más crímenes relacionados a los inmigrantes, nuestras escuelas tienen que gastar más tiempo con estos estudiantes dejando así menos tiempo para algunos de los más talentosos, hay un mayor uso de los cupones de alimentos y almuerzos escolares gratuitos o a precios reducidos. Los puntos positivos incluyen que hay más personas empleadas y mayor diversidad cultural.

Dee Slinde Austin. Funcionario de admisiones escolares Austin cuenta con un Centro de Bienvenida para que se reúnan las personas de cualquier grupo étnico y una comunidad latina muy activa dentro del colegio comunitario local, pero creo que las reuniones más grandes se dan dentro de las iglesias.  Muchas ofrecen servicios dirigidos específicamente a la comunidad latina.  

De muchas maneras parece una comunidad paralela más que una verdadera mezcla de culturas, así  que su observación de anglosajones y latinos que viven unos al lado de los otros es más exacta de lo que se pensaría.  Mientras que no existe un "lado latino de la ciudad" en sí, a veces se siente como si las culturas/comunidades estuviesen separadas como si se encontraran en diferentes áreas geográficas, aunque estén viviendo al lado las unas de las otras.  La diversidad enriquece mucho la vida y me entristece ver esta separación invisible.  ¡Hay tanto que podemos aprender los unos de los otros!  Pertenezco al Comité de Extensión e Inclusión DFL del Estado de Minnesota, de manera que he hecho contacto con algunos líderes comunitarios en ese contexto, pero aun con ese esfuerzo a veces es un reto lograr conectarse.  Miguel Garate y Yesenia Mendoza del Riverland Community College en Austin han cooperado mucho en nuestros esfuerzos de llegar a la comunidad.  Hemos realizados nuestros congresos de DFL en El Parrel Ballroom aquí en Austin, que es un negocio latino, con la esperanza de mayor participación y exposición entre la comunidad anglosajona y la comunidad latina.  También estamos comunicándonos con Pa'delante, un grupo de liderazgo latino en la comunidad con la esperanza de que los latinos de nuestra comunidad participen más y sean más visibles.   Por lo general, el lenguaje no ha sido una barrera, pero de alguna manera me pregunto si el limitado éxito que hemos tenido en lograr genuinas conexiones con la comunidad latina no se debe más a que nosotros, como anglosajones, no ponemos suficiente esfuerzo para aprender sobre la comunidad latina, incluyendo aprender su idioma.  

Molly Stevens, Owatonna. Empresaria independiente. ¿En que sitio en su comunidad, si es que lo hay, se reúnen más los latinos y los anglosajones o por lo menos se cruzan? Los vecinos de al lado.  Mis vecinos latinos han sido groseros, hostiles y en una ocasión hasta amenazaron mi propia seguridad personal.  Ojalá pudiera decir que las conexiones hechas con los latinos en mi vecindario han sido positivas, pero han sido negativas.  Al lado de mi casa hay un hogar en el que viven MUCHOS latinos cuyas edades van desde niños de brazos hasta ancianos y todo lo que hay en el medio, unidades en las que viven múltiples generaciones y múltiples familias en casas que se suponen que sean para una sola familia. La constante y eterna rotación de extraños entrando y saliendo de la casa con la que compartimos la línea de propiedad ha sido la fuente de un fuerte choque cultural.  Nadie más en este vecindario vive de esa manera.   He  pasado gran parte de mi vida dedicada a la comunidad latina/hispana y he disfrutado de eso. Estudié español en la escuela secundaria al igual que en la universidad e independientemente. Enseñé inglés como segundo idioma como voluntaria por varios años a personas mayormente latinas; viví por siete años en Santa Fe, Nuevo México donde regularmente desarrollé amistades con latinos y estaba prácticamente empapada en la cultura.  Viví por años en el vecindario West Side de Saint Paul, Minnesota, cerca del restaurante Boca Chica, uno se mis lugares más favoritos del mundo.  He vivido muy cerca también del centro comunitario Paul y Sheila Wellstone.   Hablo algo de español y la mayoría de los hispanohablantes que encuentro ya han aprendido algo de inglés que es algo que admiro mucho (el inglés es un idioma extremadamente difícil). Hay otras personas que vienen a vivir a nuestra comunidad de lugares muy lejanos como Somalia, y esa barrera del lenguaje es definitivamente un problema aquí en mi ciudad, no digamos ya nada de las diferencias culturales. 

Dana Mikkelsen, Moorhead. Empleada de informática.

Por décadas ha habido latinos y anglosajones en esta área. Supongo que donde se van a ver las personas unidas va a ser en las iglesias, reuniones comunitarias, parques públicos etc...  Creo que a pesar de tener una alta interacción entre la comunidad latina y anglosajona, todavía hay mucho racismo sutil. Se puede ver y escuchar todos los días en la comunidad si se presta atención. Mi empleador anterior luchó mucho por romper muchas barreras e incluir a todos sin importar su etnicidad. Me sentía orgullosa de trabajar allí por esa y por muchas otras razones.  

Pete Theismann, St. Cloud. Empleado del departamento de parques. 

En las universidades locales, iglesias y eventos deportivos He sido entrenador voluntario de fútbol por varios años. Los chicos se reúnen para disfrutar de un juego que les gusta.  Eso lleva a conexiones entre los jóvenes y entre las familias.  

Keith Homstad, Northfield. Clérigo jubilado. ¿En que sitio en su comunidad, si es que lo hay, se reúnen más los latinos y los anglosajones o por lo menos se cruzan? Veo que esto ocurre en la iglesia católica de St. Dominic a la que asisten unos 1,000 latinos, y en la luterana de St. John a la que asisten unos 7.  En la ciudad hay un restaurante mexicano muy popular, El Tequila y una tienda mexicana de embutidos, Triunfo.  Ambas son de dueños latinos y operadas por latinos. Tenemos unos 1,700 latinos en Northfield, la mayoría de los cuales son de México y la mayoría de una misma área rural. 

Curt Lee, St. Cloud. Jubilado Muchas comunidades están viendo la primera generación de latinos que establecen residencias en sus pueblos. Sin embargo, aquí en St. Cloud, esta casi no es la situación debido al número de inmigrantes somalíes que se han mudado para acá.  El problema aquí son los problemas de extremo racismo que se presentan abiertamente y que tienen que enfrentar las familias somalíes y sus hijos.  El nivel de odio y racismo que he visto expresado me repugna por completo. He tenido poca o casi ninguna experiencia con la comunidad latina aquí en St. Cloud.   Mientras vivía en el área de Minneapolis, trabajaba a diario con muchos mexicanos-estadounidenses y sólo tuve experiencias magnificas con ellos.  Nos hicimos amigos y confidentes rápidamente.  Ellos contribuyen mucho a la constante creciente diversidad de Minnesota.  

Gary Krull, Faribault. Jubilado. Mi esposa y yo estamos jubilados y no somos personas muy sociables.  Pero sí nos hemos dado cuenta de la diversidad racial dentro de nuestra comunidad, los latinos y los somalíes. Por lo que podemos ver, los caminos se cruzan muy poco por aquí por Faribault.  Las comunidades latina y somalí por lo general se segregan a sí mismas intencionalmente entre ellas y de la comunidad en general, a nuestra manera de ver. A uno lo saludan al pasar y hasta ahí llega todo, como es nuestra experiencia de lo que vemos en otros lugares.   Trabajé con una mayoría de latinos por cinco años en los 90. En general disfruté de la experiencia.  Los latinos con los que hice amistad estaban llenos de buen humor, orientados hacia la familia y eran personas brillantes e innovadoras.   Soy sociólogo por educación.  Las barreras del lenguaje son las más fuertes para lograr buenas relaciones aquí, creo. 

Steve Gottwalt, St. Cloud.  Consultor de comunicaciones y beneficios.

Por supuesto, todos salimos a la comunidad por una variedad de actividades de manera que existe interacción informal en toda la ciudad, mucho más que hace un par de décadas cuando esto verdaderamente era una "Nube Blanca". Tal vez el cruce de caminos más obvio para los latinos/hispanos es en nuestras iglesias católicas y las actividades parroquiales.  La iglesia católica St. Joseph en Waite Park, MN (por ejemplo) presta servicios a una gran población de hispanos y latinos recién llegados.  La parroquia ofrece misas en español y otras formas de alcance a la comunidad.  Hay muchas actividades y relaciones en el área de St. Cloud que demuestran una transición a una comunidad que refleja mayor diversidad.  

Héctor García, Hopkins. Director ejecutivo, Chicano Latino Affairs Council

¿En que sitio en su comunidad, si es que lo hay, se reúnen más los latinos y los anglosajones o por lo menos se cruzan? Bibliotecas, restaurantes y cafeterías, escuelas, teatro y cines, mercados al aire libre, centros comerciales, iglesias.   Las escuelas y los departamentos de policía han auspiciado diálogos con las comunidades latinas y de otros inmigrantes.   El idioma es un problema para muchos de los inmigrantes latinos recientes que no hablan inglés. Con frecuencia sus hijos hablan inglés; esto ayuda, pero también crea otros problemas entre ellos.  

Robert  Rock, Moorhead. Enfermero titulado. ¿En que sitio en su comunidad, si es que lo hay, se reúnen más los latinos y los anglosajones o por lo menos se cruzan? Por donde sea. Muchos de mis amigos en el pasado y el presente son hispanos. La mayoría de los amigos de mis hijas son hispanos.   Sé que las autoridades han dado algunos pasos para tener funcionarios de minorías.  Pero la línea blanca en la arena sigue siendo fuerte en el departamento de bomberos y en el servicio de ambulancias.  Los hospitales todavía contratan casi exclusivamente a los anglosajones. Los años desde que Acción Afirmativa fue revocada no han sido amables en nuestra comunidad. Es muy difícil encontrar un trabajo que pague bien como minoría aun cuando se reúnen las cualificaciones.  

Susanne Crane,  área de Albert Lea-Austin. Artista, educadora, entrenadora física. En mi opinión los sitios más integrados son las escuelas, los parques y los gimnasios locales.  Soy entrenadora personal en un gimnasio y verdaderamente disfruto de la diversidad de personas interesadas mantener una buena condición física. También trabajo con niños en las artes en las que no hay fronteras.   Un día, cuatro  niños latinos me observaban mientras pintaba un mural. Parecían estar interesados y les pedí que me ayudaran a pintar. Hicieron un trabajo maravilloso y me presentaron a sus padres.  Sonreímos y nos saludamos cada vez que nos cruzamos.  Fue una experiencia compartida maravillosa.   Hay mucha preocupación de parte de las personas blancas tradicionales en esta área sobre los inmigrantes más recientes. La mayoría de la gente es extremadamente cautelosa y no muy acogedora, pero a medida que la población envejece y disminuye creo que estas personas nuevas y diferentes añaden vitalidad. Les doy la bienvenida.